Saltar al contenido

Cobre Características y Yacimientos

El cobre es un metal que se conoce desde tiempos prehistóricos y uno de los primeros en ser usado por los hombres. Solo o ligado al estaño para formar bronce. Se trabajó principalmente en la fabricación de armas y en la elaboración de objetos ornamentales y sagrados.

cobre

Su relevancia comenzó a disminuir cuando el hombre empezó a emplear el hierro: los viejos hititas consiguieron derrotar a los faraones egipcios pues empleaban armas de hierro, más fuertes que las de bronce de sus contrincantes. Su nombre proviene del latín cuprum (cobre), que a su vez viene de la palabra griega kupros, donde se halló el mineral por primera vez.

Características del cobre

El cobre cristaliza en el sistema cúbico, mas los cristales, cúbicos u octaédricos, son rarísimos. En general, se presenta en masas de grandes dimensiones, en formas dendríticas o bien filamentosas siendo estas muy habituales. Los pseudomorfos asimismo se pueden encontrar en calcita, aragonito o bien cuprita; en semejantes casos, sustituye totalmente estos minerales y se encarga de sus hábitos. El cobre es un factor nativo, en consecuencia compuesto únicamente de cobre.

Su estructura cristalina es cúbica, de modo que los átomos de cobre se colocan en los vértices y en el centro de las caras del cubo. Por tanto es una red cúbica centrada en la cara. No es un metal muy duro, su dureza en la escala de Mohs es de 3,5 y 4,5 por lo que se raya fácilmente con el cuchillo. Es muy pesado y flexible. Se pueden conseguir de hojas delgadísimas, como el oro y la plata.

El cobre tiene una apariencia opaca; Sobre una superficie fresca, exhibe un característico brillo metálico de cobre rojizo, que, no obstante, se cambia de manera fácil. En verdad, está cubierto por placas negras o iridiscentes formadas por óxidos de cobre o bien costras de malaquita verde brillante (carbonato de cobre).

Es casi imposible mantener su precioso color original de cobre nativo y, salvo que esté barnizado con substancias convenientes, hay que resignarse a verlo oxidado. Es un genial conductor de calor y electricidad y asimismo es soluble en ácido nítrico.

Se funde a una temperatura muy alta (mil ochenta y dos ° C). Sus sales solubles son muy tóxicas y, por lo tanto, cuando todavía se empleaban los artículos domésticos de cobre, las intoxicaciones producidas por la ingestión no eran inusuales.

El cobre es un mineral de manera fácil y reconocible; en el caso de duda, se pueden utilizar análisis químicos fáciles. Por servirnos de un ejemplo, el cobre se disuelve en ácido nítrico. Si introducimos un alambre de platino en la solución resultante y lo llevamos al fuego, esta se volverá de un color verde intenso. Si añadimos amoníaco, la solución se tornará azul. Sin embargo, si haces este experimento ten mucho  cuidado con los vapores del ácido nítrico, ya que son muy peligrosos y no deben de inhalarse jamás. Además, este ácido puede quemar la piel y la ropa por lo que al manipularlo es mejor tener mucho cuidado yu si no se sabe lo que se está haciendo mejor no hacerlo.

Origen y depósitos

Los depósitos de cobre están ligados a rocas ultrabásicas, compuestas por minerales ricos en hierro y magnesio; Este metal también procede de determinados procesos químicos en depósitos de sulfuros. Se halla en masas conspicuas, cavidades basálticas y conglomerados. En antiguas minas de cobre descuidadas, es fácil encontrar incrustaciones de cobre en objetos de hierro. En determinados casos, el cobre puede reemplazar parcialmente las fibras de madera en las traviesas.

Este es particularmente el caso cuando las minas se anegan periódicamente con agua evidentemente rica en sales de cobre y estas últimas se depositan en hierro o sustituyen fibras de madera. Hay cristales muy bellos de cobre nativo procedentes del Lago Superior, Arizona y Nueva Suéter (Estados Unidos), así como de Alemania y Finlandia. Aparecen pequeñas masas muy apreciadas para los coleccionistas en el norte de Chile, así como en Rusia y Zambia. En España, es común hallar y encontrar cobre nativo en la mayoría de los embalses de las minas de cobre. Destacan las urbes de Infiesto (Asturias), Amezqueta (Guipuzcoa), Linares y La Carolina (Jaén), y Riotinto y Tharsis (Huelva). Además el Pirineo Aragonés está repleto de minas 

Aplicaciones del Cobre

El cobre ha sido un metal muy importante para muchas civilizaciones antiguas. El cobre nativo, en su estado más puro, muy rara vez lo podemos encontrar en una cantidad interesante para ser explotado industrialmente. Para sus diferentes aplicaciones industriales, el cobre se extrae de otros minerales, como pueden ser la calcopirita, la cuprita (óxido de cobre), calcocita y covelita (sulfuros de cobre), y tetraedrita (sulfuro de cobre y hierro).

Desde la Edad de Bronce, se utiliza para la fabricación de dicha aleación por ejemplo. Antes del inicio del trabajo del aluminio, era muy utilizado para elaborar objetos domésticos para la cocina, debido a su maleabilidad y conducción del calor. Actualmente su principal uso tiene lugar en el campo de la electrónica. Al ser un elemento dúctil y un óptimo conductor para la electricidad este se usa para fabricar cables e hilos eléctricos de diferentes grosores. 

Ejemplares notables de Cobre

Los más bellos ejemplares de este elemento nativo proceden de USA. De ese país son muy célebres los cristales que se encuentran en el Lago Superior y varias aleaciones de cobre y plata. Otros ejemplares interesantes proceden de Arizona y Nueva Jersey.